Seguidores

24 de julio de 2012

Un beso desde el descanso

Búscame en el aire, o en la voz desnuda; en alfombras de azahares, o en guijarros de colores; pero no rasgues estrellas mientras lo haces, pues siempre seré lengua que seque tus ojos.

5 de julio de 2012

EN ESTA PORCIÓN DE LLUVIA

Pintura de Gregory Thielker



Lluvia que devora mi agua,
que prende en mi boca
el asfalto mojado;
confieso que fui juguete,
en un silencio acostumbrado.

Desde aquel primer beso,
que raspando la luz fue robado;
me hice convicta devota,
de tus manos y tus brazos.

Yo tuve quejidos de fuego,
y juramentos en mi regazo,
horas que nadie intuía,
días y noches de orgasmos.

Me he dejado matar a silencios,
por ausencias custodiados,
por espinas que clavaste,
en abandonos pagados.
Y aunque el tiempo perdió la llave,
encerrándome en tu rechazo,
aún espero al borde de la rama muerta,
tu regreso, o mi fracaso.



4 de julio de 2012

TODAS LAS PALABRAS (Idan Raichel)




Este tema me lo recomendó hace tiempo un amigo. Tengo que reconocer que me tocó el alma por su dulzura y sus bellas palabras. La voz (la letra creo que también), es de Marta Gomez. Ha sonado tantas veces en mi ordenador, que creo que ya salta solo en cuanto abro la tapa :) Me inspiró una poesía que tengo colgada dos veces en mi blog; la segunda como video-poema.

Espero que la disfrutéis tanto como yo.



3 de julio de 2012

UN ENTRADA PARA DEFENDER LA INTEGRIDAD DE UNA MUY BUENA PERSONA.


Mi amiga (y también de muchos de vosotros), la brujita Morimó contribuyó con un bello texto a un concurso de cuentos. Resultó ganadora, gracias a los votos de todas aquellas personas a quienes les encanta su manera tan original de escribir. Pero resulta que el administrador del blog, le retira el premio acusándola de fraude (muy fuerte), porque tres familiares le dieron su voto desde su ordenador, durante una reunión familiar (valga la redundancia). Aclaro que según me informa mi amiga, en las bases no decía nada de votar desde una misma IP, además lo lógico es que fuera el organizador del concurso, o sea él, quien estableciera un buen sistema de votación.

Ante mi indignación por tal atropello, dejé el comentario que más abajo expongo; pero ¡claro!, ¡ilusa de mí!, ¡ahí se iba a quedar! Lo borró inmediatamente, al igual que todos los que defendíamos a Morimó. Lo vuelvo a colgar; y más de lo mismo. Directamente elimina cualquier texto que defienda la integridad de nuestra amiga.

Así que he decido hacer una entrada para notificar públicamente esta injusticia. No pongo el nombre del blog del citado individuo, porque tampoco quiero hacerle propaganda, que tal vez sea eso lo que pretenda. Lo importante es dejar bien alto el nombre de la brujita Morimó; una gran persona a la que conozco desde hace dos años. Empezamos compartiendo letras en Casa Eolo y desde un principio se hizo querer por su simpatía y animosidad. Ninguno de sus amigos hemos dudado de su integridad, y no vamos a permitir que unas acusaciones tan falsas, circulen por internet sin que nadie denuncie esta calumnia.

Comentario:
Acabo de enterarme de este desastroso asunto, y todavía estoy alucinando. ¿Cómo es posible atacar a una persona de esa manera, sin conocerla, ni escuchar sus argumentos? ¿Usted sabe el daño que está haciendo manifestando esas declaraciones fundadas simplemente en su opinión? Si se hubiese molestado en escuchar con el corazón abierto, y no con la mente cerrada, las explicaciones que le ha dado Morimó (y sus familiares), se daría cuenta que es una buena persona, sencilla y sincera, amante de los niños, a lo que quizá haya contribuido el tener un hijo con minusvalía (perdona Morimó por decirlo), y que ni por ensoñación conoce malas palabras, porque es una persona íntegra y generosa que lo da todo por los demás... y ahora resulta, que se va a “pringar” ¡¿con cuatro míseros votos?! Digo yo que si ésa hubiese sido su intención se hubiese “auto votado” con más de 20 o 30 votos; y además lo hubiera hecho premeditadamente desde otros ordenadores.

Ya sabemos que a través de este mundo se conoce mucho engaño, pero pienso que también hay que tener un poco de psicología para saber diferenciar los auténticos, de los mentirosos; pues a éstos por actitudes se les conoce rápido. Y si se hubiera usted molestado (que tampoco lo sé, pero me lo está demostrando), en visitar su página y otras en las que participa, se daría cuenta rápidamente de la clase de persona que es Morimó... resumo: honesta y de muy buen corazón.

Estoy convencida que usted no va a recapacitar, porque eso supondría legalmente darle el primer puesto; pero estoy segura que a ella ya no le importa ningún premio, simplemente que restituya públicamente su buen nombre; por otro lado tan conocido y apreciado en otras webs.

Le recomiendo que para el próximo concurso, si lo hay, clarifique bien las bases, así como el sistema de votación, admitiendo solo un voto por IP; aunque también es un poco absurdo, porque si una familia de tres miembros, por ejemplo, quieren votar a un mismo cuento ¿qué tendrían que hacer? ¿pedir prestado el ordenador del vecino? En fin que éste no mi problema; el que sí lo es, es precisamente la indignación que siento por una decisión y actitud tan injusta hacia una persona, que ya quisiéramos más de uno, ser la mitad de bondadosos y sinceros que ella.

Un beso desde aquí mi querida Morimó. Tienes el apoyo de todos tus amigos.Te queremos.

1 de julio de 2012

TRAGEDIA DE UNA VIDA




La mirada empapada de angustia, se desplazaba con nerviosismo por las palabras. “No puede ser”, dijo. El dedo corazón pasó con rapidez varias hojas al azar. Sus ojos leyeron atropelladamente el contenido de cualquier párrafo. Abrió más los ojos. Aireó varias páginas, hasta parar en la 153; hacia el final de la novela. “Estoy alucinando; esto tiene que ser una pesadilla”. Dejó el ejemplar sobre la mesita de noche, y abrió el segundo cajón. Con cara desencajada por el desconcierto, tomó el manuscrito. Rápidamente sus manos buscaron partes de un texto que sabía casi de memoria. Releyó el desenlace. Temeroso abrió nuevamente el libro por la última página... ahí estaba el trágico final; exactamente igual que la obra que acabara de escribir hace dos días. Pero es que además el título era el mismo: “Tragedia de una vida”.


Notó que estaba sudando, y que las palpitaciones no eran normales. Pero cómo podía ser que ese tal Amado Gopar, hubiera escrito un libro con las mismas palabras que él. Empezó a faltarle el aire; aún así no pulsó el botón. Miró la fecha de edición... “¡Hace tres años!”. Pensó que de alguna manera, se habían comunicado mentalmente y le había traspasado sus pensamientos. No encontraba otra explicación. Se ahogaba. Sin soltar el manuscrito, intentó llegar al pulsador. Era demasiado tarde.

Cuando los enfermeros del Hospital Psiquiátrico entraron, no pudieron hacer nada. Llamaron al médico de guardia para certificar la muerte. Hora de fallecimiento: 1:32 de la madrugada. Nombre: Amado Gopar.

Páginas vistas en total