Seguidores

25 de octubre de 2012

DESPEDIDA (momentánea)


Por carencia de tiempo y por exceso de impulsos nerviosos, tomo unas vacaciones; que no serán tal, porque cuando un vástago decide volar ¡qué complicado es todo!

Seguiré asomando a vuestros blog de vez en cuando, pues la adicción que tengo a ellos, no creo que pueda controlarla. También intentaré colgar algún escrito, pero eso ya son palabras mayores. Os dejo cuatro versos que se me cayeron tras un comentario a Rafael, ilustrados con la siempre magníficas obras de Leonid Afremov.




La lluvia me detiene en tus brazos,
esta tarde marchita de otoño.
Presurosa sacude mis soledades,
mientras indiscreta fisgonea
en tu rostro de dios Apolo.

Cómo pude vivir hasta ahora
pienso mirando la inmensidad de tus ojos–.
Cómo no soñé con tu boca,
en las peinadas noches de mi reposo.

Benditas las gotas
que se arrojan de lo alto en silencio,
para cantar al oído del alma;
ellas son la caricia del aire,
y tú el respirar que me falta.


15 de octubre de 2012

PUBLICACIÓN DE MI VIDEO-POEMA BAJO LAS NUBES, EN EL BLOG DE MARÍA



María, del sensual blog “algo más que palabras”, http://poemasrecopiladosdemaria.blogspot.com.es/ y a quien muchos de vosotros ya conocéis, ha tenido la gentileza de publicar mi video-poema “Bajo la nubes”.

Todo lo que os diga sobre su altruismo literario, es poco. No sé a través de quién la conocí, o si fue la elegancia y sensualidad de sus letras las que llamaron mi atención; pero ese camino encendido de pasiones, que es su espacio, nos cubre en cada sorbo y a cada paso. Esa belleza cercana, ese erotismo generoso que moldea su poesía deja un velo para soñar, o un impulso al que sucumbir.

Os invito a pasar por su blog y comprobaréis que no exagero, que igualmente os rendiréis ante su incitante y atractiva pluma.

Gracias de nuevo María. Y gracias a todos los que crucéis esta puerta hacia su arrebatador espacio.


Este premio es para ti María, por ese aroma especial que tiene tu blog.


11 de octubre de 2012

JUICIO AL SOL (finalista certamen literario)




El Rey iba a ser juzgado; lo que provocó gran expectación. Las estrellas que estaban en primera fila, a escasos 10 años luz, cuchicheaban sin parar. “Dicen que ha provocado lesiones a más de veinte millones de individuos”. “Y la muerte a cien mil”, “Y eso solo en este año”. “¡Es que es un engreído! Yo voto porque lo destituyan y coronen a Saturno”. “¿Por qué no puede ser una reina? La Luna también es muy influyente, y no tiene rayos que quemen”. “Ros 154, tan feminista como siempre”...

Callaron cuando habló la acusación particular. Venus y Mercurio, expusieron todos los daños que el Sol había provocado: incendios, desprendimientos glaciales y como consecuencia la subida de las mareas, quemaduras en la piel de los humanos, ceguera...

Llegó el turno de su abogado. Marte, llamó como testigo a la Tierra, quien declaró que son precisamente algunos individuos que la habitan, quienes no tienen conciencia del daño que provocan en su capa de ozono, siendo además unos irresponsables cuando no ponen los medios necesarios para protegerse de ciertos rayos solares. El planeta rojo terminó su alegato diciendo: “Si bien es verdad, que las llamaradas que emite, que por otro lado no puede evitar, aumentan la cantidad de radiación; es precisamente la luz y el calor de mi defendido, lo que hace que esos seres puedan vivir en un gran planeta. Nuestro Rey les provoca bienestar, alegría, fortalece sus huesos, les protege de muchas enfermedades. No tenéis nada más que mirar a los humanos que viven en lugares donde él brilla a sus anchas. Con esto quiero demostrar que donde hay salud, hay calidad de vida; y él la despliega a raudales. Si hay alguien a quien se debería juzgar, sería precisamente a muchos de esos individuos que pueblan la Tierra”.

Todos giraron sobre sí mismos en señal de aprobación. El resto de planetas acordaron por unanimidad absolver al Sol, e inmediatamente iniciaron un proceso contra los habitantes de la Tierra. Estarían vigilantes, contrastarían versiones y recopilarían pruebas. Una vez verificado todo, decidirían el veredicto y el castigo para quienes lo mereciesen.

Marte nunca dudó de la inocencia del Rey.

8 de octubre de 2012

OTOÑO QUE ARAÑA

 



Entre lluvias que besan cristales,
y hojas que secan sus besos,
siento nacer la tristeza,
que va calando en mis huesos.

Llega el otoño silente,
con piernas largas y grandes ojos,
dejando sobre mis fantasmas,
una pincelada de amarillo y dos de rojo.

¿Por qué me miras...
y así me hablas?
¿Por qué te escucho...
y no me salen las palabras?

Atraviesas mi espacio,
como el aire, la mañana;
y yo me hundo en tus brazos,
aún sabiendo que pierdo el alma.

Páginas vistas en total