Seguidores

27 de abril de 2012

LA VOZ DE LOS SUEÑOS



Siempre he creído que los sueños están relacionados con algo que nos preocupa, o que nos ha impactado durante el día. Los míos no sé si serán abundantes, o no, porque solo suelo recordar pequeño fragmentos, pero me gusta buscarles un significado.

Hace cinco años, me ocurrió un hecho curioso. Soñé que me encontraba con Pedro. Éramos amigos de la infancia, y por vicisitudes de la vida tomamos caminos separados después de la universidad. En el sueño, estábamos jugando a las canicas. Ya me había ganado una blanca y dos azules. De repente no fue la bolita la que salió rodando, sino él, y después de recorrer así varios metros, se metió en un coche negro, tipo ranchera, y desapareció de mi vista. En ese momento desperté con dolor en el brazo, como si fuera yo el que se hubiese revolcado por el suelo. Estuve intentado encontrarle un significado coherente, pero no hubo manera. Dos días después se puso en contacto conmigo Manuel, un amigo común, y me soltó a bocajarro que Pedro había muerto en un accidente. Qué decir de cómo me quedé.

Lo mismo pasó hace un año con una vecina con la que apenas teníamos trato. Soñé que haciendo montañismo se resbalaba por una larga pendiente. Su recorrido fue lento, arañándose con cada matorral que encontraba a su paso. Yo intenté descolgarme por unas enormes lianas que se entrecruzaban como una maraña bajo las copas de los frondosos árboles. Cuando apenas quedaban dos metros para llegar al saliente donde se había quedado enganchada, una gran ola saltó del río arrastrándola hacia sus aguas negras. El mismo dolor en el brazo me hizo presagiar una desgracia. Ocho días después nos enteramos que había fallecido tras una larga enfermedad.

Hoy me he acostado un poco inquieto. Notaba una extraña sensación que me hizo recordar estos dos acontecimientos narrados. Pensé en mi familia. Que yo supiera no tenía a nadie enfermo, y ninguno de mis hijos iba a coger esa noche el coche. Después de dar bastantes vueltas y llevarme un pequeño rapapolvos de mi mujer, conseguí conciliar el sueño. Nos encontrábamos mi querida esposa y yo de vacaciones en un transatlántico. –¡Claro!, dentro de un mes hacíamos las bodas de plata–. Estábamos celebrándolo. Ella vestida de tul blanco, y yo con smoking negro. Bailábamos al son de la bella música. ¡Qué bien lo hacía Elisa! También es verdad que era una alumna aventajada, y cuando me apunté a las clases, ya llevaba tres meses gastando suela. De pronto empezó a girar como una peonza, y también todos los pasajeros que se hallaban en la pista. Al ir a sujetarla me caí de bruces sobre ella, y encima de mí un señor orondo. Otra vez ese dolor en el brazo. Desperté con miedo. Miré a mi alrededor y vi a Elisa descorriendo las cortinas. ¡Uf, está bien! Esta vez sí que ha sido un maldito sueño. Estaba tan hermosa recién levantada con su pelo alborotado. Se giro y se acercó a mi. Se expresión cambió bruscamente. Unos ojos llenos el horror, me dijeron que ahora el muerto era yo.

47 comentarios:

  1. Yo estoy siempre soñando. El problema es que me acuerdo solo de los "malos", de los buenos, o no tengo, o no se me quedan grabados. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar Lobezna.

      Un beso y feliz fin de semana.
      ¡De vacaciones a descansar!... ya veremos qué pasa con los sueños.

      Eliminar
  2. Hola! Vine para contarte que después de mi novela Detrás de las sonrisas he terminado una nueva historia titulada, Ella, ella y ella, y la iré subiendo a mi blog:

    www.largocaminodelolvido.blogspot.com

    cuento con tus ojos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ignacio! Gracias por tu invitación. Si tengo un ratito, prometo pasarme, aunque será después de estas vacaciones.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Muy buen relato Teresa este de los sueños, aunque triste y con un final dramático que desde luego hasta la última línea no te lo esperas. Según los expertos en la materia algunos sueños tienen difícil lectura e explicación, en cambio otros a todo le sacan punta. Yo aparte de dormir fatal, no tengo sueños, tengo unas pesadillas que te cagas. Para que te hagas una idea, el sueño más bonito y agradable que tengo desde hace ya mucho tiempo, es que soy corredor de encierros de toros y siempre hay algún morlaco que acaba empitonándome. Besos Teresa, y si te pillas el puente que lo disfrutes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no quisiera estar en tu piel ¡Con el miedo que me da cualquier animal que lleve cuernos! Y todo por una experiencia infantil, la cual comento en mi libro (lo digo por si lo quieres comprar jejeje). Algún día haré una entrada con ella.

      Gracias por leer, y hasta dentro de una semana y pico. Que pases buenas fiestas.
      Besos.

      Eliminar
  4. excelente trabajo Teresa!!!, el final no podía ser de otro modo, y es que la tercera es la vencida ...
    soñar con presagios mortales son anuncios de la propia, eso me lo contaron las viejas de mi niñez hace ya muuucho.

    Besitos y feliz feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  5. Da "yuyu" lo que cuentas Elisa. Yo había oído que si sueñas con tu propia muerte, ya no despiertas. No sé cual de las dos dará más miedo.

    Gracias, besitos y feliz fin de semana para ti también.

    ResponderEliminar
  6. Tus relatos siguen siendo fantásticos, con finales de lo más inesperados. El soñar con la muerte ha servido a la creencia popular durante siglos, para inventar mil y un presagio de malos augurios. Yo no hago mucho caso a los sueños, menos a uno que se me repitió por lo menos una veintena de veces, al final descubrí su significado, era un deseo de juventud que no llegue a realizar.
    Feliz fin de semana

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer José Manuel.

      Ya digo, son acontecimientos que se quedan dando vueltas en el subconsciente; pero ¡qué curioso! que descubrieses el motivo después de tantos años.

      Yo hay veces que sueño con familiares que ya han fallecido, y la verdad no sé qué pensar, los siento tan cercanos y tan vivos. ¡En fin! Misterios.

      Besos y a pasar buenos días. Hasta la vuelta.

      Eliminar
  7. Teresa:
    Que pases unas felices vacaciones, cansate a más no poder haciendo lo que más te agrade; pero -por favor- que no se te dé por eso de soñar...
    El cuento estuvo muy bueno y ocurrente, con un tétrico final.
    Me consta que hay gente que cree en la premonición de sus sueños, una de ellas duerme conmigo desde hace treinta y un años; la cantidad de veces que ha presentido algo da escalofríos: futuros nacimientos, problemas de salud o de relación de sus familiares son un clásico, que ya aburre.
    ¡Nunca un número de lotería!
    ¡Hasta la vuelta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno ¿quién sabe Arturo?, lo mismo cualquier día lo sueña, lo compra y te despiertas millonario :)

      Gracias por tu sentir, y a la vuelta nos vemos.
      Besos.

      Eliminar
  8. Todos los sueños tienen un mensaje encubierto, lo dicen los psicólogos por eso los analizan tanto.
    Yo no tengo muchos sueños porque para eso hay que entrar en un faz del dormir muy profunda y yo no llego.
    Excelente relato como siempre Teresa. Una maestra.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como comento al principio del relato (eso sí es verídico) creo que cualquier detalle que se le escapa al consciente, lo engancha el "sub" y lo manipula a su manera formando sueños a veces incomprensibles para nosotros, pero que seguro que tienen su lógica.

      Siento que tu sueño no sea profundo. La única manera de descansar el dormir profundamente.

      Gracias por tus palabras.
      Besitos.

      Eliminar
  9. Los sueños y sus dificiles lecturas. Si te fijas hay verdaderos "tochos" de libros para indicarnos el significado onírico.
    Preciosos Relato, Teresa.
    ¡Ah! Cada vez que entro en tu blog me sale un aviso de: se ha detectado un software malicioso...Parece una Pesadilla...No sé lo que podrá pasar y si a los demás tambien le sucede.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, la de tinta que se ha empleado para intentar explicar algo tan complejo como es el mundo de los sueños.

      Gracias por pasar.
      Besos y abrazos.

      Eliminar
  10. ¡Hola! Teresa.
    Pues...desde hace más o menos 4 ó 5 Entradas me viene sucediendo eso, aproximadamente. Desde luego no hace mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que he visto hasta ahora es que está relacionado con alguna imagen que he tomado de internet. Si fuese ése el motivo y supiese cual imagen es, la quitaría ahora mismo.

      Si a alguno más también les pasa, les agradecería me lo comentasen.

      Gracias Pedro.

      Eliminar
  11. Esos sueños premonitorios que feos son... que bien lo han descripto
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, ponen los pelos de punta. Gracias por pasar.

      Besos y feliz noche.

      Eliminar
  12. Ciertamente, soñamos lo que hemos vivido o lo que desearíamos que hubiese ocurrido. Los sueños premonitorios, existen y se describen en parapsicología, pero si que dan respeto
    Gracias Teresa por su apoyo
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola sor Cecilia!

      Ya lo que creo que dan respeto, mucho respeto.
      Gracias por su visita y mucha suerte.

      Besos.

      Eliminar
  13. Una historia, que pone el vello de punta.
    Me fascina la interpretación de los sueños, soy de esas que le busca sentido a todo.
    Besos, buen finde

    ResponderEliminar
  14. Buen relato, me he quedado muerta :) Me ha gustado, no esperaba el final.
    Personalmente no creo en estas cosas, creo que son coincidencias.

    ResponderEliminar
  15. Hola Teresa!!
    Menudo relato!!,escalofriante el final,hay personas que tienen sueños premonitorios,otras sueñan cosas vividas,retazos de su vida,yo no suelo recordarlos,mejor,no?,por si acaso...

    Gracias por aceptar mi regalo cariño,me alegro que te guste!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  16. Buf, al terminarlo me ha recorrido un gran escalofrío. Muy lograda atmósfera ligeramente opresiva y un gran final. Me ha gustado (para variar ;) Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Esos sueños premonitorios de algo malo que va a suceder ponen los pelos de punta. Por tanto, Teresa, tu relato sin duda nos hace esperar ese final trágico. Tal vez lo más sorpresivo es que la víctima última sea el propio "soñador".
    No ha estado mal, no.

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  18. Muy original todo el relato y en especial el final. A mi me da mucho miedo recordar los sueños, por si acaso... Besos alados, querida Teresa.

    ResponderEliminar
  19. Caray no me esperaba ese desenlace final...
    Espero estar compartiendo estas letras con alguien vivito y coleando jajaja...
    Bueno... la verdad es que los sueños cuando no me gustan prefiero olvidarlos...
    Me ha gustado,me ha sorprendido y me ha enganchado.
    Felicidaes!!
    Un saludo y que tengas felices sueños!!

    ResponderEliminar
  20. Tus sueños meten la peste en un canuto......
    No sueñes conmigo guapa¡¡¡¡
    Ya estoy de vuelta
    Besos, besitos y abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Excelente relato. LOs sueños son nuestro tubo de escape. Tus sueños me parecen geniales aunque tristes.
    A seguir soñando ! Soñadores del mundo uníos!

    Un abrazo chileno/danés,

    Ian.

    ResponderEliminar
  22. Hola Teresa!


    Esta es una oportunidad para que elijas y premies a los blogs que más te gustan.
    Vuelven los "Premios RoB Dangal TV". En esta tercera edición seguiremos premiando, con el aporte de todos uds, a los blogs más destacados del año 2011.
    Para participar de la elección sólo debes enviar un mail a rob.dangal.tv@gmail.com con tu voto, pudiendo nominar hasta un máximo de 3 blogs. Tienes tiempo de hacerlo hasta el día 5 de mayo de 2012.
    No serán computados los votos que se hagan a favor de un blog propio, ni tampoco a favor de blogs que estén inactivos desde el 1 de enero de 2012.
    Los galardones a entregar serán de acuerdo a la cantidad de votos recibidos por cada uno, a saber: 3º lugar, "Blog de Oro"; 2º lugar, "Blog de Platino", y para el 1º lugar, "Blog de Diamante".
    Una vez más, gracias por participar y suerte para todos los que sean nominados.


    RoB Dangal TV (Music Television)

    ResponderEliminar
  23. A esta altura ya tendría que saber de tus finales y no ser tan inesperados, pero me sigues sorprendiendo.
    Impecable Teresa.
    Te dejo un beso

    ResponderEliminar
  24. Un relato muy Interesante, inquietante y entrañable.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  25. Genial, me has sorprendido con ese final, contundente y tierno a la vez.

    Muy buen relato Teresa.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  26. Un relato estupendo, Teresa. Me encanta tu imaginación; alqo de lo que me gustaría aprender para pasar del relato de la vida todiana y personal a algo más literario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. me gusta el escrito, conozco alguna persona con ese don, pero tu escrito es asombroso, el final no lo imaginé tan trágico, saludos querida amiga

    ResponderEliminar
  28. Teresa, tu comentario en mi "Error de cálculo" también fue un presagio!! Mira lo que has escrito después, se estaba gestando dentro de ti sin tú saberlo. Qué fácil se te lee, da gusto. Al igual que los sue~os... en realidad son ellos quienes nos sue~an... será todo parte de un entramado perfectamente definido? Un abrazo, Teresa.

    ResponderEliminar
  29. Hola TERESA, muy buenas noches, paso por tu blog para dejarte mi saludo y leer tan buen texto, lindas letras, gracias por compartir amiga,
    aprobecho para decirte que estaré aúsente de mi blog por un mes más o menos. Un abrazo, feliz semana, hasta mi vuelta.
    Con cariño Lola Barea.

    ResponderEliminar
  30. Un magnífico relato,amiga.
    Siempre dijeron,que los sueños a veces nos informan,nos dan respuesta o adivinan lo que va a ocurrir.Lo cierto es que este tema es misterioso y profundo y siempre interesante y ameno...Tú lo tocas directamente con maestría,dejando al final toda una sorpresa,que nos deja parados y admirados.
    Mi felicitación por tu buen hacer siempre,Teresa.
    Mi abrazo grande y mi ánimo siempre.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  31. Un excelente relato Teresa, con una peripecia al final bien armada, que responde claro a una buena manera de manejar los tiempos y las expectativas del lector.
    Te dejo un beso grande.

    ResponderEliminar
  32. Hola Teresa!!
    Paso a saludarte y dejarte un abrazo,guapa!!!

    ResponderEliminar
  33. Un buen relato muy bien escrito.
    Te tenemos como modelo
    Saludos
    HOMBREDEAPIE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer sentirte. Me imaginé que fue un fallo del sistema el que se borrasen los comentarios. Me pasaré despacio por tu blog.

      Besos.

      Eliminar
  34. Prefiero no analizar los sueños...prefiero el presente y real..qeu si no me vuelvo loco..un beso desde Murcia..seguimos...

    ResponderEliminar
  35. Mis sueños son tan locos que ni les hago caso.
    Me han dado ganas de avisar a tu esposa y decirle ¡no te compres el vestido de tul, o mejor aún, no oses embarcarte, que morirás! al final el desenlace ha sido otro..., en fin.
    Un gusto leerte, y con tu permiso me iré pasando por aquí.

    ResponderEliminar
  36. Gracias a todos por pasar, leer, y dejar vuestro sentir en este relato.
    Sigamos generando sueños, pero a ver si algún día podemos elegir el color. :)

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total