Seguidores

29 de agosto de 2011

A MI QUERIDA MADRE



Tus besos y tus caricias
me dan la bienvenida.
Tu llorosa alegría
me hace la más querida.

Abro los ojos al mundo,
y tus brazos son mi cuna.
Lanzo mi lloro rotundo
y tu dulce nana me arrulla.

Mi infancia es la más feliz
bajo tu calidez bondadosa,
tu llamada gentil,
y tu atención amorosa.

Transito por la adolescencia
y el amor me desengaña,
mas tus palabras de cariño
consuelan mi alma dañada.

Ahora que soy madre,
entiendo tus desvelos,
y las miradas de angustia
cuando alzaba el vuelo.

Siempre has estado atenta
a mis idas y venidas,
protegiéndome del mundo
y curando las heridas.

Ahora me toca a mí,
cuidar con mimo esa mente niña,
ya que olvidadiza y cansada...
infantiles juicios anida.

Con tu dolor y amor nací,
y con ambos crecí,
ahora ese dolor es mío,
pero mi amor es todo para ti.

Safe Creative © 1105099177226

2 comentarios:

  1. Sentido homenaje a las madres ya ancianas.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué lástima que no apreciemos ese dolor hasta que no somos maduros!

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total