Seguidores

13 de marzo de 2012

LA ACTIVIDAD DEL RONQUIDO Y LA CRISPACION DEL OIDO



¿Qué ocurre? Algo me sobresalta.
Despierto desconcertada.
¡Oh no! ¡Eres tú, “el ronquido”!
amigo fiel de mi marido.

Noctámbulo e insensible vecino,
que no entiendes de silencio.
Compañero eterno del ruido.
Enemigo acérrimo del sosiego.

Mueves los hilos oníricos de tu dueño,
mientras te dedicas a perturbar
la narcosis del compañero,
cuya somnolencia no dejas retomar.

Yo te exorcizaría, cual vil Maligno,
para que abandonases el cuerpo ocupado;
pero no hacen falta conjuros absurdos,
pues ya vomitas endemoniado.

Me conduces a la desesperación.
Ya no sé cuántos chasquidos emplear;
tengo la lengua agotada,
de frotar y recorrer el paladar.

Parece que un movimiento de tu casero,
te hace retroceder y callar.
Es una vaga ilusión.
¡Y de nuevo, vuelta a empezar!

¿Qué hora de la madrugada es?
La hora bruja, más tres.
Restan cuatro horas para levantarme,
y veinte para volverte a ver.

Encamino los dedos meñiques,
derechos a mi pabellón auricular.
Los empotro con firmeza,
y me dispongo a escuchar.

Busco el paradero del rugido gutural.
Ligeramente lo percibo.
Es tan ínfimo y asténico,
que ya no es aflictivo.

¡Qué absurda y fugaz
ha sido esta medida!
Apenas dos minutos, y mis manos
son las únicas dormidas.

¡Ahora que recuerdo!,
ayer compré unos tapones.
¿Desatará este sencillo objeto
el fin de mis alteraciones?

Dirijo mi mano a la mesita.
Tiro del dorado agarrador.
¡No encuentro el estuche
que me dio el vendedor!

Procurando no hacer ruido
sigo con la expedición.
Por fin lo palpo, lo agarro, lo abro,
y espero con ansia la solución.

Se va perdiendo el satánico sonido.
Mis parpados caen en la oscuridad.
Mis pensamientos divagan confusos.
Mi mente penetra en la serenidad.

33 comentarios:

  1. Una nota de humor. Escrito hace algún tiempo.

    Besos a todos.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, buenísimo. Me he reído un montón

    Besos Teresa.

    ResponderEliminar
  3. Jejeje... mejor tomárselo así con humor, porque cuando toca tener que aguantar ciertos rugidos la verdad es que se hace insoportable.

    ¿Quién dijo que la poesía era cosa seria y aburrida? Pues no: aquí tenemos un ejemplo :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. JIJIII ME HE REIDO.
    LA VERDAD ES QUE ES ABRUMADOR PARA QUIEN TIENE QUE VIVIRLO.

    TE FELICITO POR EL HUMOR.
    BESITOS

    ResponderEliminar
  5. JAJAJA, que ingenio, un codazo para que se volteé para evitar el ruido agotador, un placer visitarte, saludos desde mi querida Guatemala

    ResponderEliminar
  6. Ja ja ja ja realmente es de risa...por no llorar...
    porque aguantar a alguien roncando a tu lado...ufffff.
    Muy bien Teresa, no tires los tapones¡¡¡
    Besos

    ResponderEliminar
  7. a veces hay que reírnos...
    un saludo
    Roberto

    ResponderEliminar
  8. Muy buena nota de humor, la imagen excelente
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Qué bueno jajaja

    Teresa, yo ni con tapones a veces. Te juro que se convierte en un "jodío jabalí pelúo"!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Ja ja ja ja... ¡Vaya sentido del humor!
    Pues yo soy envidiada doblemente por mis amigas, que dicen que además de otras cualidades, encima no ronca. ¡Una suerte!

    ResponderEliminar
  11. Me parto y me mondo, como dirian mis hijas jajaja. Lo has contado genial.engo que confesar que yo tambien ronco un poquito a si que hacemos un duo estupendo todas las noches. Un bessito

    ResponderEliminar
  12. qué buen trabajo Teresa querida, es muy acertivo, y también causa algo de risa, pero es un problema serio eh, los ronquidos son preambulos y síntomas de otras posibles enfermedades asociadas , he de confesar que hace mucho años que no hay león al otro lado mío, así que mi sueño es absolutamente reparador

    besitos y felicitaciones!!

    ResponderEliminar
  13. Me he reido un montón con tu irónica Poesía dedicada a este inconsciente rugido onírico que tanto nos ameniza las noches con sus distintos ritmos de moda "ultra-tumba".
    Una Poesía 10, Teresa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Muy bueno, jajajaja!!! Este poema con tono de humor, es una realidad que algunas padecen noche tras noche, una tortura.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Jajajaa genial amiga Teresa.
    Los ronquidos de hombres y mujeres son un fastidio para el que los aguanta a su lado despierto o despierta jajaa
    Buen post.
    Besos de MA.

    ResponderEliminar
  16. hoy he reído contigo, creo que somos muchas las esposas con ese problema doméstico, saludos amiga

    ResponderEliminar
  17. Creo que es la única forma de librarse de los ronquidos.
    Convertirlos en poesía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Alguien escribió: "Se separaron por incompatibilidad de ronquidos".

    Gracias por la lectura amigos. Un placer vuestra visita.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  19. Me reì bastante.

    Es tan cotidiano!

    Claro que yo duermo solo y no tengo problemas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Genial, Teresa. Me has sacado una sana carcajada.
    Excelente entrada, te felicito.

    Abrazos desde copenhague,

    Ian.

    ResponderEliminar
  21. Yo no tengo el problema ronquido, pero sí el tic-tac de dos válvulas cardíacas que le implantaron a mi marido hace año y medio. Al final acabé por mudarme de habitación.
    Lo que es la vida. No te separa la rutina y lo consiguen los ruidos:):):)

    Paciencia

    Besos

    ResponderEliminar
  22. YO SIEMPRE TENGO INSOMNIO, TE IMAGINAS, NO PUEDO ESCUCHAR EL MÁS MÍNIMO RUIDITO.

    BESOS GRANDES.

    ResponderEliminar
  23. Cuando puedas, pásate por mi blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Me encanta, nunca pensé que podría encontrar una poesía dedicada a este enemigo del sueño ajeno. Me has sacado unas cuantas carcajadas. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  25. Nunca se me había ocurrido hacer una oda al ronquido, Teresa. Esto es lo más parecido pero en plan atacador.

    Yo ronco, ¿vale?

    :):):):):):)

    Un abrazo de Mos desde la orilla de los ronquidos.

    ResponderEliminar
  26. CÓMO SUPRIMIR LAS LETRAS DE VERIFICACIÓN DE COMENTARIOS:

    Interfaz antigua: Cómo hacerlo: Vas a Diseño> Configuración> Comentarios> Mostrar verificación de la palabra para comentarios> pincha NO. Y no te olvides de, un poco más abajo, Guardar configuración.


    Interfaz nueva: Cómo hacerlo: Primero hay que pasar a la antigua. En la nueva no está habilitada la opción se suprimir esas letras.

    En la interfaz nueva: Vas a Diseño, en la parte superior derecha verás una rueda dentada al lado de la palabra Español y debajo de tu fotografía o perfil, la pinchas y aparecen varias opciones, pinchas la que pone: Interface anterior de Blogger, y aparece el antiguo escritorio. Pinchas Configuración> Comentarios> Mostrar verificación de la palabra para comentarios> pincha NO. Y no te olvides de, un poco más abajo, Guardar configuración.

    Después si quieres volver a la nueva debes pinchar en tu escritorio: Probar la interfaz actualizada de Blogger.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mos. Lo hice. Vaya rollo que nos hemos quitado de encima.

      Besos.

      Eliminar
  27. Amigos, un placer que os asoméis a esta ventana. Gracias por ello.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  28. Excelente oda a tan molesto compañero de cama.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Edu. Grato sentirte por aquí.

      Besos.

      Eliminar
  29. Jajajaajja que buena narraciòn, incrieble como lo has desarrollado.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado. Un ritual sinsentido.

      Besos.

      Eliminar

Páginas vistas en total