Seguidores

6 de octubre de 2011


DUELE

Entre la niebla guardo mi silencio,
entre las sombras ahogo mis lloros.
En mi corazón tu amor refugiado,
y en mi alma, clavados tus ojos.

Duele tu ausencia y tu ternura.
Duele tu aroma y tu recuerdo.
¡Maldita rueda de dolor
que vuelve loco al más cuerdo!

Y en mis brazos vacíos,
solo mezo la pena...
y en mi alma abatida
el peso de esta condena.
¡Cómo duele la herida
cuando no es ajena!
¡Cómo duele la vida,
cuando de amargura te llena!


2 comentarios:

  1. Un llanto desgarrador que fluye desde el alma. El poema es sublime, me encanta. Siento que por falta de tiempo no haya podido leer tus entradas antiguas, te prometo que lo haré pronto, me gusta mucho tu forma de escribir te lo digo sinceramente. Gracias por compartir.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. La escribí cuando se murió mi perrita Nana. No te puedes imaginar lo que sufrimos todos. Nos la dieron con un montón de enfermedades congénitas y para que no sufriera más tuvimos que sacrificarla. Murió con cinco meses y apenas pudimos cuidarla dos.

    Gracias a ti José Manuel. Es verdad que somos esclavos del tiempo. Yo me he embarcado en una locura que no sé si llegará a buen puerto, o se quedará en agua de borrajas. Me he lanzado a escribir mi primera novela, tal solo quede en un relato. ¡En fin! ya veremos.

    Besitos.

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total