Seguidores

17 de octubre de 2011



TU AUSENCIA

Por mis mejillas discurren compasivas 
lágrimas que amamantan mi dolor,
nutriendo la herida abierta
que tu ausencia causa en mi corazón.

Apenas una semana sin ti,
y en las noches tristes te siento,
y en mi dilatada dolencia,
tus grandes ojos son mi tormento.

Y aunque quiero encajar tu pérdida,
e iniciar pronto el mañana;
el sufrimiento de estos días
se instala en mi cuerpo a horcajadas.

Mi mente corre al pasado
torturándose en tu agonía,
incapaz de encontrar
los momentos de alegría.

Es imposible que el reloj borre el tiempo,
porque éste habita en él...
así será tu recuerdo
que siempre morará en mi ser,
y solo dejará de existir
el día que yo muera también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total