Seguidores

27 de octubre de 2011

ROJO


Y en la mano, una copa de vino.
Y en el rojo mantel, unas cartas ajenas.
En mi pecho, un medallón de coral,
y en la muñeca... la sangre de mis venas.

Mi vida rota en pedazos.
Mis ojos teñidos de rojo...
y el vestido color carmín,
sobre un cuerpo hecho despojo.

Noche tras noche, la Espera.
Día tras día, la Soledad.
Ya no habrá más silencio,
que el de la oscura Eternidad.

Pagaste mi amor con mentiras.
Ahogaste mis sueños con desprecio.
Mataste mi locura con ira...
perdiste mi pasión por necio.

Y de mis dedos se escapa la copa...
y de mis ojos, dos lágrimas solas...
y en mi boca tu nombre maldito...
y en el suelo... dos manchas rojas.



22 de octubre de 2011

FRASE DEL DÍA


Desconfía de los halagos 
que en demasía te dan, 
pues o bien buscan algo,
o es que te van a engañar.

21 de octubre de 2011

SUEÑOS CAÍDOS




La espuma trepa por mis tobillos,
mientras mis ojos miran al mar...
y en mi dedo el pesado anillo,
que un día el destino me vino a dar.

Ya no escribo versos en el agua,
y en silencio clausuro mi desconsuelo,
recordando aquello que me dijeron:
Sin tus besos, yo me muero”.

Palabras marchitas y deshojadas...
mentiras de un corazón embustero,
que yo bebí enamorada,
cuando de aquellos infieles labios, fluyeron.

Mis lagrimas descomponen el mosaico
que forma el cielo y el mar,
sabiendo que no habrá un mañana...
tan solo un presente donde llorar.

© Safe Creative

20 de octubre de 2011


FRASE DEL DÍA



El que elige la riqueza de las letras antes que mil tesoros, es que está ávido de sabiduría.




REGRESO ANHELANTE



Nunca pensé que sería tarde...
siempre imaginé que pasaría...
que un día volverías para quedarte,
y eternamente me querrías.
Pero ya no podía esperarte,
no me quedaban recuerdos,
los mató mi mente cobarde,
y el infame paso del tiempo.

Si agotados tus vacuos anhelos,
regresas derrotado y apelante;
no seré yo quien calme,
ese corazón implorante.
Pues pasaron los años de mi esperanza...
se consumieron mis deseos de amarte...
retorcidos entre las hojas del libro...
aquel con el que me dejaste.

 © Safe Creative

17 de octubre de 2011


A MIS AMIGOS

Los recuerdos compartidos
 siempre nos acompañarán.

Nacieron y crecieron nuestros hijos
entre tertulia y buen pan.
Ahora que ya se han ido...
seguiremos igual,
saboreando el contenido,
de la vida y la amistad.

Y como no me fio,
ni de la Memoria, ni de la Razón;
todos nuestros recuerdos
los guardaré en un entrañable rincón...
y así, cuando sienta nostalgia,
me perderé en su interior,
para revivir los momentos dichosos
que vuestra amistad dejó,
en esta sensible “caja”
que siempre fue –y será– mi corazón.




TU AUSENCIA

Por mis mejillas discurren compasivas 
lágrimas que amamantan mi dolor,
nutriendo la herida abierta
que tu ausencia causa en mi corazón.

Apenas una semana sin ti,
y en las noches tristes te siento,
y en mi dilatada dolencia,
tus grandes ojos son mi tormento.

Y aunque quiero encajar tu pérdida,
e iniciar pronto el mañana;
el sufrimiento de estos días
se instala en mi cuerpo a horcajadas.

Mi mente corre al pasado
torturándose en tu agonía,
incapaz de encontrar
los momentos de alegría.

Es imposible que el reloj borre el tiempo,
porque éste habita en él...
así será tu recuerdo
que siempre morará en mi ser,
y solo dejará de existir
el día que yo muera también.

6 de octubre de 2011


DUELE

Entre la niebla guardo mi silencio,
entre las sombras ahogo mis lloros.
En mi corazón tu amor refugiado,
y en mi alma, clavados tus ojos.

Duele tu ausencia y tu ternura.
Duele tu aroma y tu recuerdo.
¡Maldita rueda de dolor
que vuelve loco al más cuerdo!

Y en mis brazos vacíos,
solo mezo la pena...
y en mi alma abatida
el peso de esta condena.
¡Cómo duele la herida
cuando no es ajena!
¡Cómo duele la vida,
cuando de amargura te llena!


Páginas vistas en total