Seguidores

17 de febrero de 2012

EL SUEÑO



Anoche soñé con una playa. Sus aguas eran tan cristalinas que parecían no existir, y su arena tan blanca y fina que escapaba de mis dedos provocando cosquillas y risas.
De repente, unos seres emergieron del transparente líquido. De su cuerpo humano salía una enorme y ancha cola, y su cabeza con forma de cocodrilo, carecía de escamas. En principio me asusté, quizá más por la sorpresa de encontrarlos, que por la actitud que mostraban. Ignorando mi presencia, se arrastraron hasta la misma orilla con intención de salir del agua, pero ésta se truncó cuando vieron aparecer al dueño del “chiringuito” con una caja llena de desperdicios que iba a tirar a unos supuestos contenedores –digo supuestos, porque no los vi–. Como perros falderos desaparecieron de mi vista chapoteando tras él.
Desperté sobresaltada como si hubiera sido la peor pesadilla de mi vida. El mal sabor de boca, como se suele decir, que me provocó hizo que me levantara desconcertada e inquieta. Me intrigaba su significado, y aunque no sé interpretar los sueños, siempre he creído que se producen por algo que nos preocupa, o que nos ha impactado durante el día. Tal vez fuese por algo que hubiese leído.
La angustia todavía me ahoga al recordar esos seres, que bien podrían haber sido humanos en alguna época y ahora ¿vivían? confinados sin barreras en una bella jaula de agua. El dueño, muy seguro de su adiestramiento, sabía que eran incapaces de atacar, y mucho menos de huir. Quizá le llevo bastante tiempo –o no– sorberles la mente, arrebatarles los sentimientos que seguro un día poseyeron; pero ahora sabía que era él quien dominaba y controlaba a su antojo, y tan solo a cambio de comida.
Decidí dar una vuelta para despejarme. Apenas había recorrido unos doscientos metros, cuando me sorprendí cogiendo al vuelo una salchicha que me lanzaba un orondo señor que salía de la trastienda de un almacén. Me quedé paralizada. ¿Hasta qué punto había influido en mí el agobiante sueño? No me dio tiempo a seguir calibrando esta reacción, ya que el citado individuo distrajo mi desconcierto emitiendo un extraño silbido, a la vez que hacía un gesto para que me aproximara. Miré a mi alrededor. No había nadie más. “¿Qué querrá ese tipo?” Me acerqué por curiosidad.
Cuando faltaban dos metros para llegar a su altura, me indicó con un gesto que introdujera en el almacén dos grandes cajas. ¡No me lo podía creer! ¿Estaría otra vez soñando? ¿Con qué derecho se atrevía... no a pedir, sino a exigir, una cosa así? Por supuesto, ni me moví. Esperé. Su cara era pura perplejidad; lo que provocó en mí una extraña sensación de desobediencia, como si estuviese realizando un acto de sublevación. Sentí una imperiosa necesidad de buscar un espejo. Rápidamente me acerqué al retrovisor del coche aparcado al otro lado de la calle. La pupila vertical de mis amarillos ojos, se reflejó en él.
Desperté en una hermosa playa.

44 comentarios:

  1. ¿que puedo decir? Mis respetos por algo tan maravillosamene escrito.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adelfa. Sé bienvenida.
      Besos.

      Eliminar
  2. Uffffffffff, eras un cocodrilo????, un extraterrestre???
    Que pesadilla...., que imaginación la tuya¡¡¡¡
    Todavía no he conseguido subir mi poesía recitada por Jorge...¡soy mas torpe¡¡¡
    Besotes, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vete tú a saber Niebla. En los sueños siempre te despiertas en lo más interesante. Nunca lo sabremos jejeje.
      Besitos.

      (Te quedó espectacular)

      Eliminar
  3. Teresa,sueño y realidad se unen en un mismo sentimiento...y nos dejas pensando...Si en realidad vivimos cuando soñamos...o soñamos cuando creemos que vivimos....En cualquier caso,sueño tras sueño se nos va pasando la vida...y al final despertaremos.
    Mi felicitación por la buena estructura,amenidad y buen perfil de tus historias,que nos dejan admirados siempre,amiga.
    Mi abrazo inmenso y mi ánimo.
    FELIZ FIN DE SEMANA,AMIGA.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida es un sueño y con los sueños cobramos vida.

      Gracias por tu lectura y tus palabras Maria Jesús.
      Besos y buen fin de semana también para ti.

      Eliminar
  4. Que buen relato.

    Me recordò "Invasion V"

    Buen fin de semana.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sí? Lo único que estos eran un poco más repugnantes de aspecto, ya que no tenían escamas. aaaggg

      Buen finde Gaucho.
      Besos

      Eliminar
  5. Un relato mitad sueño mitad realidad, magnificamente estructurado. Tienes unas dotes narrativas verdaderamente admirables. No despiertes de este magnifico sueño.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José Manuel, eres muy amable. Un sueño en el que espero contar con todos vosotros.

      Besos.

      Eliminar
  6. Salir entonces del propio sueño hacia el aire, con las alas puestas en este ahora que resurge, que emana, que brota y deleita, que reivindica a este sueño, dejando en estado apocalíptico lo que no sirve y rescata lo que sirve, buceando dentro de uno mismo, tan solo para resplandecer al abrir los ojos y darnos cuenta que los sueños quizás sean pensamientos que se enfrentan, que nos enfrentan muchas veces a los "yoes" que nos completan.

    Un relato magnífico, una especie de introspección dentro de uno mismo, a través de los sueños...

    Gracias por compartirlo, un beso grande Teresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Laly por dejar tu sentir.

      Otro gran beso para ti.

      Eliminar
  7. Hummm que pesadilla!!
    Felictaciones por la prodigiosa imaginacion que vuelcas en tus relatos
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que fue pesadilla, si. Te puedo asegurar que la primera parte fue real. Luego ya la imaginación hizo el resto.

      Gracias por tus palabras Lapislazuli.
      Besos.

      Eliminar
  8. Joder Teresa, menuda pesadilla y vaya imaginación. Ahora el menda orondo que te tiró la salchicha, también te podía haber tirado un par redondo de esos de pueblo, así el bocata ya lo tenías al completo. Coño menos mal que no te tiró una olla express después de haberse papado tres kilos de garbanzos

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Imaginación la mía? Más bien la tuya, si se me llega a ocurrir lo de la olla exprés, quizá hubiese escrito un monólogo jejeje.

      Besos.

      Eliminar
  9. ¡Seres fantásticos! ¿existirán? sería un buen guión para una película de ciencia ficción.
    Besos, muy buena noche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Verónica! Pues no sé, pero te juro que desperté sintiéndolos muy reales, pero me daban mucha pena.

      Besitos y buen finde.

      Eliminar
  10. Hola Teresa!!

    Qué sensación de agobio y pavor,hasta miedo es sentirse dentro de una pesadilla,otra pesadilla,siendo protagonista de ella.
    Dónde realmente acaba el sueño,podría tratarse de una espiral y no tener límite,te imaginas???

    Muy bien contada,me ha gustado"horrores",jaja!!

    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con esa intención la escribí ¿Cuál era realmente el sueño? o ¿acaso existió?... os lo dejo a vuestra imaginación.

      Besitos Estrella.

      Eliminar
  11. ¡Que buen relato! Entre Fantasía y Realidad. los sueños son realidad y la Realidad se puede convertir en un esperado sueño. Hay sueños que hemos tenido y que, posteriormente, se han convertido en Realidad, como si fueran pactados con alguien del más allá. ¡Si supieramos desvelar los sueños cuantas cosas nos darían a conocer!
    Un abrazo, Teresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro. Ahí es donde habitan los sueños entre la Fantasía y la Realidad, y cuando despertamos nos cuesta diferenciar en qué mundo de los dos estamos, o queremos estar.

      Besos y abrazos.

      Eliminar
  12. Me encantan los relatos con seres deferentes de este o de otro mundo. y los que tejan pensando en lo que realmente paso. La imaginación es grande. Muy bien escrita, manteniendo le intriga hasta el final. Un bessito

    ResponderEliminar
  13. Gracias Men. Un halago tus palabras, sabiendo lo bien que relatas tus espectaculares escritos.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  14. Es un texto curioso y atrayente que sin embargo disecciona de manera inmisericorde que sómos animlaes de costumbres. Sómos facilmente domesticables y de ese modo queda reflejado en el conformismo en que nos desenvolvemos bien aleccionados por prensa, televisión y moda. Me ha encantado ese texto por el trasfondo realista que posee y el extraño magnetismo que desprende. Toda una declaración de intenciones.

    He llegado a tu blog a través del de Rafa y me ha encantado, por lo que creo que me quedaré por aquí. Te dejo la dirección de mi blog por si quieres echarle un vistazo:

    http://cspeinado.blogspot.com

    Un saludazo, Teresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente ese fue mi parecer cuando, después de exponerlo en otro sitio donde colaboro, comentamos el posible significado.

      Gracias por tu paso. Te he visitado y también me gusta tu espacio. Te seguiré leyendo a ratitos.

      Besos.

      Eliminar
  15. Inquietante...

    Teresa, los sueños muchas veces son la base para un relato, pero le has dado un final acorde a la lógica de esa base.
    Y como no, una vez más te felicito por el relato.
    Creo que lo puedes mejorar y desarrollar porque la base y la idea atrapan.

    Besos y que disfrutes del fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Verónica. No es más extenso porque lo escribí para un certamen donde exigían X palabras, y más aún tuve que recortarlo.

      Besos, y feliz sábado y mejor domingo.

      Eliminar
  16. Me he quedado atrapada en tu relato, tal esos seres en su cárcel de agua.

    Te felicito por tan perfectamente llevar el hilo y mantener la intriga.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Trini. Estos seres vivían en una hermosa cárcel de agua, otros en bellas jaulas de oro, pero cárceles al fin y al cabo ¿dónde vivimos la humanidad?

      Besos y abrazos.

      Eliminar
  17. Mucha genialidad en tu relato. Me alegra que todo fue un sueño y que hayas despertado en una playa.
    Muy muy muy ameno. te felicito.
    Abrazos desde Copenhague sumida en agua, pero sin seres que huyen de ella,

    Ian.

    ResponderEliminar
  18. Gracias Ian.
    ¿Seguro que fue un sueño? ¿Qué era cuando desperté en la playa? ¿Qué soy ahora que estoy escribiendo? Me voy corriendo a mirarme en un espejo. jejeje.

    Besos y saludos desde España que hoy tenemos un sol estupendo.

    ResponderEliminar
  19. tremendo sueño y despertar con los ojos amarillos es una metamosfòsis kafkiana

    RFelicitaciones Teresa querida!!

    muchas gracias por tu huellasaludo, pasa un fin de semana lleno de amor y alegrìas
    besitos y luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Elisa.

      Que pases un feliz fin de semana.
      Un besote.

      Eliminar
  20. Este relato atrapa. Muy curioso lo de un sueño dentro de otro sueño. Muy realista por el uso de la primera persona.
    Sorprendente y bien narrado. Todo un arte al servicio de un misterio.
    ¿Somos nosotros mismos o somos parte del sueño de alguien superior?

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el primer sueño fue real, y no sabes hasta que punto. Ahora después de lo escrito y leído, siempre nos quedarán dudas sobre lo que somos.

      Besos Mos.

      Eliminar
  21. Hola teresa, hay veces que las entradas tan interesantes nos atrapan y nos dejan suspendidos hasta los suspiros. Me ha encantado leerte. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu paso y tu lectura. Un placer sentir comentarios amigos.

      Besos.

      Eliminar
  22. HERMOSO TEXTO, LOS SUEÑOS PUEDEN LLEGAR A SER IMPREDECIBLES Y PUEDEN CONFUNDIRNOS AUN MAS. EXCELENTE TEXTO DESDE UNA PERSPECTIVA DIFERENTE.
    TE FELICITO COMO SIEMPRE.
    BESITOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia amiga por tus palabras. Los sueños casi siempre son incógnitas que nos persiguen.

      Besitos y buen domingo.

      Eliminar
  23. Los sueños, sueños son, atrapan, dejan dudas, crean lagunas...Me gusto tu sueño
    Gracias por visitarme
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mardelibertad. Ya lo creo que dejan dudas, más de las que normalmente tenemos antes de acostarnos jejeje.

      Besos y abrazos.

      Eliminar
  24. Teresa fantástica narración de tu sueño, que tal vez fue real, es decir, quizá te transportaste a esa bellisima playa, porque me pregunto? donde esta el limite entre los sueños y la realidad?.....
    Un abrazo fuerte como siempre.

    ResponderEliminar
  25. ¡Hola naturmar! Ahí está el quid, quizá en un futuro el hombre encuentre la puerta que separa los dos mundos, pero tal vez se convierta todo en una verdadera pesadilla.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total